Bienvenidos a mi tapiz de historias de terror. Acá iré publicando las historias que vaya escribiendo, pero desde ya os advierto que no publicaré en un día concreto. Los cuentos los subiré apenas los haya terminado y considere que son dignos de ser leídos. Así que no os desesperéis, porque la desesperación lleva a la desesperanza y la desesperanza al abandono. Así que ya sabéis!

Bienvenido y a leer!

6 de octubre de 2017

Ebrio - Cuento de terror

Estaba ebrio en mi habitación. Había empezado a tomar desde las primeras horas de la tarde. Cuando escuché que alguien llamaba a mi puerta, ya era casi media noche. No tenía idea de quién podía ser, con todo, fui a abrir.

Era Mary, una jovencita que vivía a pocas cuadras de mi casa, de quien, admito, estaba prendado.

―Hola ―dije, sorprendido―. ¿Qué haces aquí?

―Supe que estás tomando y pensé que podrías invitarme una cerveza.

Era mi sueño hecho realidad. ¿Cuántas veces había soñado con algo así? Creo que siempre.

Le invité la cerveza encantado. Me senté en el sofá, muy cerca de ella y di un trago de mi lata. La revelación vino en el momento que daba ese trago. ¡Esperen! Mary no toma, es más, ella hasta predica en una iglesia.

Oí el glu glu de la cerveza bajando por su garganta, y fue un sonido espantoso, como de alguien que se ahoga, como de algo viscoso que se introduce por el orificio de la garganta.


La volví a ver, puestas todas mis esperanzas en que de verdad fuera Mary. ¡La que bebía la cerveza era un monstruo mitad serpiente mitad humano. Toda mi borrachera desapareció al instante. Ella sonrió, limpió la lata con su lengua bífida y se abalanzó sobre mí. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario